miércoles, 18 de abril de 2018

La partitocracia


Hablar de democracia de un país, de consentir o no consentir por el pueblo, ciertas actitudes y comportamientos de los cargos públicos. Cuando son los partidos políticos y no los ciudadanos quienes los han elegido y los que tienen el poder sobre ellos, me parece cuanto menos una enorme tontería.
Dónde está la democracia de un país donde el poder soberano reside en los partidos políticos y no en el pueblo, como ocurre en España. Como podemos los ciudadanos exigir a los diputados, senadores y en general a cargos públicos que no hagan demagogia, mientan y engañen como bellacos o distraigan el dinero público, si carecemos del derecho de elegirlos y aún más el de revocar o deponer a los que no cumplan con su mandato ¿Quién hace las listas electorales? ¿A quién deben obediencia y lealtad los elegidos, al pueblo o a quien les ha puesto en las listas?
No nos engañemos votar cuando nos lo piden, más que un derecho (el de votar) se convierte en una obligación cívica, que nos han inculcado para participar y legitimar una democracia que no existe.

lunes, 16 de abril de 2018

¿En qué se ha gastado la hucha de las pensiones?





Evidentemente la hucha se ha gastado en pagar pensiones, pero ¿por qué no se ha corregido el déficit entre los ingresos-gastos durante estos últimos seis años? ¿Por qué las bonificaciones y reducciones de la cuota tienen que sufragarse con el dinero de esa hucha? 

Vivimos en una sociedad en la que si compras una manzana para comer tienes que pagar IVA (aunque sea en la modalidad super-reducida) y las comisiones de todos los intermediarios que tienen que vivir de la venta de las manzanas; en cambio si compras una acción o cualquier producto financiero solo tienes que pagar la comisión de los que viven de la compra-venta de estos activos

Existe una auténtica asimetría entre ambos mercados: el de la comida y el del capital.

Veamos la siguiente fotografía: 

"El IRPF contribuye tres veces más a los ingresos del Estado en España que Sociedades, según la OCDE. El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en España representa el 21,3% de los ingresos totales del Estado, frente al 7% que contribuye a las arcas públicas el Impuesto de Sociedades, según un informe publicado este jueves por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con datos de 2015.

En concreto, El Estado español recaudó a través de ingresos fiscales un total de 363.700 millones de euros, lo que supone el 33,8% del Producto Interior Bruto (PIB). Del monto total, el 21,3% llegó de los ingresos personales, el 7% de las empresas, el 33,8% de las contribuciones a la Seguridad Social, el 7,7% de gravar la propiedad, el 19% del consumo a través del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el 10,7% de otros impuestos sobre el consumo."

Como se puede comprobar el consumo de la fruta interviene en los ingresos pero el consumo del capital no.

Es hora de que vayamos cambiando el modelo de la obtención de ingresos para mantener nuestra sociedad y que esto no sea la ley de la selva.

sábado, 14 de abril de 2018

Esquizofrenia Social


Vivimos en una época donde quieren que los sacerdotes se casen y que los casados se divorcien.
Quieren que los heterosexuales tengan relaciones sin compromiso, pero que los gays se casen en la iglesia.
Que las mujeres se vistan como hombres y asuman papeles masculinos y que los hombres se conviertan en “frágiles” como mujeres.
Un niño con sólo cinco o seis años de vida tiene derecho a decidir si será hombre o mujer por el resto de su vida, pero un menor de dieciocho años no puede responder por sus crímenes.
No hay plazas para los pacientes en los hospitales, pero hay incentivos y patrocinio para quien quiere hacer cambio de sexo.
Hay un acompañamiento psicológico gratuito para quien desea dejar la heterosexualidad y vivir la homosexualidad, pero no hay ningún apoyo de éste mismo para quien desea salir de la homosexualidad y vivir su heterosexualidad y si intentan hacerlo, es un crimen.
Estar a favor de la familia y la religión es dictadura, pero orinar sobre los crucifijos es libertad de expresión.
"Si no es el fin de los tiempos, debe ser el ensayo… “

viernes, 13 de abril de 2018

Ahora vas y lo cascas.


Supongo que a los jubilados ya no nos puede quitar una máquina “el puesto” ni la pensión....... ¿o sí?. Hace semanas leí una entrevista en la que un empresario, al preguntarle sobre lo de que los robots cotizasen a la Seguridad Social a fin de mantener la viabilidad del sistema público de pensiones, contestó que “le parecía bien siempre que, llegado el momento de jubilar ese robot, se le asignara algún tipo de “pensión” o subvención para sufragar la sustitución de la nueva máquina que continuara la función de la anterior”. 😳😳😳😳😳😳😳. ¡¡Con dos cojones si señor...!!