martes, 22 de mayo de 2018

El mensaje se ha convertido en viral.



Nos hacemos eco de un mensaje de Whats App, que se ha convertido ya en viral, y que justificaría la concesión de la hipoteca a Pablo Iglesias e Irene Montero en unas ventajosas condiciones por parte de la separatista Caja de Ingenieros. No quitamos ni ponemos ni una coma a ese mensaje y nos preguntamos si será cierto.
Que cada uno saque sus propias conclusiones. Sobre todo si es simpatizante podemita y todavía no se le han quitado las ganas de votar a esos “pijomunistas”.
"Por fin averiguamos a qué se debe el brutal trato de favor de Caja de Ingenieros a Pablo Iglesias e Irene Montero:
No fue otro que el mismísimo Pablo Manuel Iglesias Turrión quien eligió a Caja de Ingenieros para ingresar los 6,4 millones de euros procedentes de las subvenciones obtenidas por la coalición de Podemos tras los diferentes comicios (tal y como muestra el informe del Tribunal de Cuentas de 2016 con los ingresos de la cuenta número ES 4530............3269978).
Memes sobre el chalet de Pablo Iglesias
Esto es: Pablo Iglesias utilizó el dinero que fluía en su propio partido político para obtener un trato de favor con esa entidad que le ahorrara casi 500€ mensuales en una hipoteca millonaria con un ratio de interés incomparable a cualquier otra hipoteca del mercado español o europeo, y ajeno a cualquier otro ciudadano.
Esto en cualquier otro país implicaría dimisión inmediata. En Podemos bastará con que metan el tráfico de influencias en el plebiscito que van a votar.
Caretas fuera."

lunes, 21 de mayo de 2018

Gasolina para el pirómano


De todas las fechorías, delitos y traiciones cometidas por Rajoy en su carrera política, el más grave es ese del que hoy se felicita, porque se larga de Cataluña dejándola al borde la guerra civil, pero fingiendo que ha cumplido con su deber, que al parecer era devolverla a la senda del golpismo que le llevó a reclamar el artículo 155 de la Constitución para no cumplirlo. Hoy, si la CUP no lo remedia, el Gobierno entregará todos los recursos materiales, policiales y económicos del Estado en Cataluña a un redomado racista que ya ha anunciado que reinstaurará la República, se ciscará en la Ley y perseguirá a los que la hayan cumplido, en la leve aplicación del 155. Millo, bolita de sebo que habla por la bolita de azufre que representa a Rajoy, ha dicho que cuando se invista "al que sea", o sea, al xenófobo racista Torra, "como se habrá culminado el 155, automáticamente el diálogo se retoma".
Total, que para el Gobierno de Rajoy, su partido, sus aliados sociatas, su socio peneuvista y el coro podemita del diario festival de Sextavisión, la culminación del 155 era devolver Cataluña al estado de insurrección que le obligó a aplicarlo, sin cerrar los medios de comunicación, disolver los Mozos y cortar los fondos públicos a la Generalidad y los golpistas del 1 de Octubre.
No sólo se ha perdido una ocasión histórica de cortar por lo sano el golpismo catalán, sino que se le asegura una total impunidad en el presente y el futuro, por supuesto extensible al pasado, porque no tengo la menor duda de que la estrategia del bloque rajoyano-separatista (soga-cordón sanitario contra Ciudadanos) será ofrecer la salida de los presos golpistas -como los etarras- a cambio de moderar sus gestos de desafío al Estado y de humillación a los españoles. O sea, que el Golpe no se note mucho, que hay elecciones. Y si gana Albert Rivera, ahí le dejo un regalito: cinco comunidades autónomas a punto de rebelión.
Si Torra hace lo que ha dicho, con la CUP y Puigdemont -y lo hará-, entregarle los recursos del Estado no será, como desde tiempos de Mas y según ha dejado claro el Supremo, financiar el Golpe, sino la guerra civil en Cataluña y la voladura del edificio constitucional en un par de años, los que tiene Rajoy para darle -con Urkullu y Sánchez- abundante gasolina al pirómano.
En rigor, el pirómano es Rajoy.


viernes, 18 de mayo de 2018

El problema catalán.




Aunque me reitere, lo volveré a decir. El problema catalán viene del Estado de las autonomías y de la falta de política de Estado de los partidos políticos que nos ha gobernado desde la muerte del dictador. Este problema lejos de solucionarse, cada día que pasa se agudiza más, porque todos los partidos políticos de ámbito nacional son firmes defensores de las autonomías, de ahí que el gobierno, con sus apoyos y los nacionalistas con su oposición al 155, haya sido incapaz de desmantelar todas las tramas golpistas en esta autonomía, porque en el fondo, los partidos de ámbito nacional quieren que todo siga como siempre, compadreo,  consenso y reparto, y los nacionalistas ya no se conforman con eso quieren la totalidad, ósea la independencia. Por eso con el actual régimen de partidos estatales que tenemos y el estado de las autonomías, jamás se solucionarán los problemas del separatismo catalán, ni de todos los que puedan surgir a partir de ahora por estos temas.  
Ninguno de los partidos políticos de ámbito nacional que tenemos, PP, PSOE, Podemos, ni tampoco Ciudadanos, aunque parezca que tiene las cosas algo más claras con los nacionalismos. Todos en el fondo son firmes defensores de las autonomías, nido de corruptelas, fuente de desigualdades y deterioro de la convivencia entre españoles. Todos están por el reparto del botín y del poder del Estado, aunque sea en pequeñas parcelas, más que por la democracia, las libertades políticas y la gobernabilidad de todos los ciudadanos de la nación española.
Cuesta mucho decirlo, pero no hay donde escoger, todos los partidos políticos que tenemos son antidemocráticos, defienden la oligarquía de los partidos (partidocracia), el régimen de las autonomías y lo que llaman monarquía parlamentaria, creado y consensuado al amparo de una dictadura, con la que pactaron los partidos políticos del momento, de izquierdas y de derechas, para repartirse el Estado sin que nadie saliera perjudicado.